Remaches lacados/anodizados

  • lacados bajo petición
    lacados/anodizados
    Todos los remaches en aluminio, acero, cobre y acero inoxidable pueden ser lacados en los colores previstos por la tabla "RAL" (excepto FARBOLT, TAMP).

    Cantidad mínima: 20.000 piezas
  • anodizados bajo petición
    lacados/anodizados
    Todos los remaches en aluminio, excluidos los remaches a retén hermético, pueden ser anodizados sobre pedido en los colores antes indicados.

    Cantidad mínima: 5.000 piezas.

Anodización y Lacado

El aluminio, espontáneamente, está cubierta de una capa de óxido delgada si se expone al aire atmosférico.
Esto puede ser considerado un producto de pasivación, capaz de proteger el metal subyacente de la corrosión adicional.

La anodización (también llamada oxidación anódica) es un proceso electroquímico por el cual una capa protectora de óxido de aluminio se deposita sobre la superficie de la pieza tratada. La capa de material depositado es variable.
Este tipo de tratamiento se puede ejecutar sólo sobre piezas de aluminio.

La característica que diferencia la anodización del lacado es que la primera, a diferencia de este último, se lleva a cabo sin material de adjunción por transformación electroquímica del material de base.

Anodización

Lacado

Ventajas:

Ventajas:

No hay material de adjunción

Todos los colores de la tabla RAL

Mayor resistencia a la corrosión

Minor decoloración a la luz solar

Desventajas:

Desventajas:

Decoloración a la luz solar

Hay material de adjunción

Gama de colores reducida

Posibilidad de esfoliamento de tinción en la deformada.